Centro Universitario de Occidente
Universidad de San Carlos de Guatemala
CUNOC

La estructura curricular del CUNOC y de cada una de sus carreras se fundamenta en una cultura democrática y participativa, con enfoque de género, multi e intercultural y plurilingüe.

CIENCIAS DE LA INGENIERIA

Formar adecuadamente los recursos humanos dentro del área ténico-cientifica que necesita el desarrollo de Guatemala. Ingenieria Civil. Ingenieria Industrial. Ingenieria Mecanica. Ingenieria Mecanica Industrial.

CIENCIAS ECONOMICAS

Licenciatura en Economia. Licenciatura en Administracion de Empresas. Licenciatura en Contaduria Publica y Auditoria.

HUMANIDADES

Licenciatura en Pedagogía. Licenciatura en Trabajo Social. Licenciatura en Psicología. Licenciatura en Matemática y Física.

ARQUITECTURA

Establecer las bases para la adecuada formación del Arquitecto y del Diseñador Gráfico de manera que al egresar estén lo suficientemente preparados para enfrentar la problemática de la arquitectura y el diseño gráfico a nivel nacional e internacional.

MEDICINA

Dedica a formar Médicos que estarán al servicio del área sur occidente del país, con un alto nivel académico para que promuevan y practiquen estilos de vida saludable para el mantenimiento de la salud física y mental.

ODONTOLOGIA

La carrera de odontología inicio en el CUNOC en el año 2012 y pretende formar odontólogos de alto nivel académico para el servicio del área sur occidente del país.

CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES

La División de Ciencias Jurídicas y Sociales otorga los títulos profesionales de Licenciado en Ciencias Jurídicas y sociales.

By P Web Design Company

Bosquejo Histórico

El establecimiento de la docencia médica para los departamentos de "occidente", con sede en Quetzaltenango, se debió a tres presidentes del país nacidos en el área, que tuvieron nexos familiares y de amistad en aquella ciudad: el General Justo Rufino Barrios, el General Manuel Lisandro Barillas y el Licenciado Manuel Estrada Cabrera.
El primero de ellos fundó la Universidad durante su mandato, de 1873 a 1885. Era originario del departamento de San Marcos, ocupó el cargo de Comandante General de la Zona de Occidente con sede en Quetzaltenango a partir del 24 de julio de 1871, durante más o menos dos años, y su esposa Doña Francisca Aparicio perteneció a una influyente familia de aquella localidad. El General Barillas, presidente de 1885 a 1892, era originario y residente de Quetzaltenango. El Licenciado Estrada Cabrera, presidente de 1898 a 1920, también era quezalteco y conocía muy bien la situación universitaria de occidente.

 

Por las razones anotadas es indudable que los tres presidentes mencionados tenían inclinación por "occidente" y también cabe señalar que tuvieron conocimiento de primera mano y pudieron palpar el sentimiento localista del frustrado Estado de Los Altos, cuyas aspiraciones fueron truncadas por el General Rafael Carrera en 1840 y en 1848, hechos que para aquel entonces constituían historia reciente. Ante estos antecedentes, crear establecimientos de docencia superior en Quetzaltenango resultaba una decisión de política nacional pues satisfacía anhelos localistas y llenaba aspiraciones de analogía con la capital. Con esta medida se mostró inclinación a "occidente", pero en realidad buscaba consolidar una efectiva incorporación de estos departamentos al resto de la república y también para evitar de nuevo el surgimiento de ideas o intentos separatistas. Es evidente que en esta disposición influyeron también razones de otro origen, entre ellas criterios administrativos de descentralización docente y también es probable que hayan existido presiones de carácter familiar y de amistad. Sin las razones anteriores es discutible aceptar la creación de centros universitarios en ese momento pues ni la población de occidente, ni el desarrollo del país estaban acordes con la realidad que se estableció. Como parte de la Universidad de Occidente, y después como Escuela Facultativa, la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente tuvo una corta y azarosa existencia. Fue establecida en tres distintas oportunidades, 1877, 1888 y la última en 1901, sin que perdurara. El Doctor Francisco Asturias señala como año de su fundación el de 1878 y como su primer Decano y también Rector, al Doctor Manuel Aparicio hasta el año 1885 y para 1886 al Licenciado León Sáenz, farmacéutico, quien también es mencionado en esa posición en 1890. En marzo de 1888 fue electo Decano el Doctor Javier Padilla y con el último intento de fundación de esta Facultad, en 1902, fue nombrado Decano el Doctor Enecón Mora. En 1879 se inició el primer año de estudios en la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente. Se inscribieron únicamente seis cursantes, que fueron los bachilleres: Enecón Mora, Juan Molina, Mariano López, Valentín Rodas, Augusto Valladares y Manuel López.~ La facultad llegó a tener hasta el tercer año de la carrera de medicina, algunos de los estudiantes que llegaron a esta etapa concluyeron sus estudios en la "Escuela de Medicina y Farmacia del Centro", en la capital. Por otro lado, la carrera de farmacia si tuvo todos los años y se recibieron varios facultativos en esa rama. Poco tiempo después de su fundación ambas "Escuelas Facultativas de Occidente" fueron suprimidas por el Gobierno del General Justo Rufino Barrios. A cuatro años de su creación, el 6 de mayo de 1882, se clausuró la "Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente". Fue la primera de las dos facultades de occidente en correr esa suerte, probablemente por tener muy poca afluencia de alumnos y ser la más cara, pues la de "Derecho y Notariado" duró en sus funciones un año y medio más, hasta e1 7 de diciembre de 1883. Las Escuelas de Medicina y Farmacia y de Derecho y Notariado de Occidente fueron dotadas de sus respectivos catedráticos ese año. Para la de Medicina y Farmacia ello se hizo el 14 de marzo de 1888, a través de acuerdo gubernativo y a propuesta de la Junta Directiva. Debe hacerse notar que en algunos casos fueron otorgadas varias asignaturas a un mismo catedrático, probablemente por no existir suficiente personal médico calificado para desempeñarlas y también es posible que se tuviera en mente la idea de establecer a un mismo tiempo todos los años de la carrera. El acuerdo gubernativo dice: El General Presidente de conformidad con lo dispuesto en el decreto número 206, acuerda organizar el cuerpo de profesores de la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente, nombrando: Profesor de Medicina Legal, el Dr. D. Javier Padilla; Profesor de Anatomía, Fisiología y Clínica Médica el Dr. D. lsidro Molina; Profesor de Materia Médica, Terapéutica y Patología Interna el Dr. D. N. Sardá R.; Profesor de Obstetricia el Dr. D. Mariano Jáuregui; Profesor de Patología Externa, Medicina Operatoria y Clínica Quirúrgica el Dr. D. Antonio López; Profesor de Toxicología y Física Médica el Dr. D. Mariano Villagrán; Profesor de Patología General e Higiene el Dr. D. Enecón Mora; Profesor de Botánica y Zoología el Dr. D. Jacinto Pacheco; Profesor de Química el Dr. D. Pablo Salles. Cuyas personas han sido propuestas por la Junta Directiva de la Facultad de Medicina y Farmacia de Occidente y con espontaneidad han ofrecido desempeñar patrióticamente las asignaturas que se les encomiendan. El discurrir de esta escuela médica es difícil de seguir; sin embargo, algunas noticias de prensa dan idea de que existía actividad y preocupación en su desenvolvimiento. Una de ellas, en 1889, es relativa al Dr. Conrado Castellanos quien no tenía autorización para ejercer la medicina y se anunciaba como experto en sacar "tenias", situación que ocupó el interés de la Junta Directiva de la facultad.
Este hecho era de importancia para la Escuela de Medicina y Farmacia del Centro, cuya actividad se desarrollaba en la capital, pues las funciones que cumplía la extinta facultad en los departamentos que servía, tenían obligadamente que ser absorbidas por la facultad del centro. Por ello, en la Memoria de labores presentada al Ministro de Instrucción Pública, se transcribe la forma en que desapareció la Facultad de Occidente y se toman medidas al respecto: El día 11 del mes que termina (diciembre), esa Secretaría se sirvió transcribirme el acuerdo que literalmente dice: "Tomando en consideración que la Asamblea Nacional Legislativa, en sus sesiones ordinarias de 1893 dispuso por el decreto número 193, que las Juntas Directivas de las Facultades, se nombrasen por el Ejecutivo; Que no habiendo sido designado el personal que correspondía para formar la Junta Directiva de la Facultad de Medicina y Farmacia de Occidente, ni existiendo en el Presupuesto General de Gastos, partida asignada para el sostenimiento de la indicada Junta, quedó ésta suprimida de hecho, el Presidente de la República ACUERDA: Establecer, que la única Junta Directiva de la Facultad de Medicina y Farmacia en la República, es la que funciona en la capital. -Comuníquese-Reina Barrios - El Secretario de Estado y del Despacho de Instrucción Pública - P. Morales". En virtud del acuerdo preinserto, la Junta Directiva que presido dispuso: que todos los documentos existentes en la Secretaría de la extinguida Junta de Quetzaltenango sean trasladados a esta capital y que se reglamente el servicio de farmacias en los departamentos occidentales que estaban bajo la jurisdicción de aquella Facultad.
Cinco años más tarde, en el año 1901, se hizo el último intento de restablecer la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente. En esta oportunidad el esfuerzo de creación se le debió al Doctor Enecón Mora, quien había estudiado en ella los primeros años de su carrera y había sido catedrático de la misma. El Doctor Mora probablemente tenía amistad con el Presidente Estrada Cabrera, como él quezalteco.
La idea de restablecer la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente la tuvo el Doctor Enecón Mora mucho antes de que este hecho sucediera, pues a principios de mayo de 1898, a los cuatro meses de la asunción al poder del Licenciado Estrada Cabrera y cuando el Doctor Mora se desempeñaba como Alcalde 1°. de Quetzaltenango, presentó a la corporación municipal una excitativa que fue informada de la siguiente manera: Moción importante. El señor Alcalde 1°:Doctor Enecón Mora en una de las últimas sesiones del Ayuntamiento hizo la importante moción referente a que la Municipalidad presente a la Asamblea una solicitud a fin de que se restablezca la Facultad de Medicina y Farmacia de Occidente, mandada a cerrar por el General Reina.
La oportunidad de llevar a la práctica sus ideas se presentó al Doctor Mora durante el año 1901, cuando el Presidente Estrada Cabrera hizo varios viajes al interior del país en función de política de acercamiento a la población. El 19 de noviembre de ese año inició una gira hacia occidente del país, que consistió en visita a Quetzaltenango, Huehuetenango y San Marcos, y retomó de nuevo a Quetzaltenango. El este periplo uno de sus acompañantes fue el Doctor Enecón Mora. Después el gobernante pasó a Retalhuleu, Escuintla y retornó a la capital. Es más que probable que durante este viaje el Doctor Mora haya logrado el restablecimiento de la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente, pues el acuerdo al respecto fue emitido en Quetzaltenango el 28 de noviembre de 1901. Para comprender los alcances del acuerdo en mención es preciso recordar que en ese entonces la Escuela de Medicina tenía a su cargo la función de ente superior de salubridad. Cuando se creó la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente por tercera vez, se le dio únicamente esta última función. Sin embargo, en el acuerdo de creación se deja entrever que ésta era una primera etapa en el restablecimiento a la actividad de su verdadera competencia.
El Acuerdo de esta nueva y última fundación es el siguiente: SECRETARIA DE INSTRUCCIÓN PÚBLICA. Se restablece la Facultad de Medicina y Farmacia de Occidente. Quetzaltenango 28 de Noviembre de 1901. El Presidente Constitucional de la República tiene a bien acordar se restablezca la Facultad de Medicina y Farmacia de esta ciudad, en el concepto de que dicha Facultad tendrá por ahora, únicamente el carácter de Consejo Superior de Sanidad de los departamentos de Occidente. Comuníquese. Estrada C.- El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública.- J. A. Mandujano".
El Doctor Mora cesó en su función de Alcalde 1°. de Quetzaltenango en diciembre de 1891 para asumir la decanatura de la nueva escuela médica y en abril de 1902 hizo viaje a la capital por razones atribuibles al manejo de la Facultad. Un factor imprevisto pero determinante en que concluyera la azarosa existencia de la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente fue el terremoto que asoló el Occidente del país en 1902. Este fenómeno telúrico atribuido al volcán Santa María se inició a las 8 y 30 p. m. el 18 de abril y destruyó la ciudad de Quetzaltenango. El Diario de Centroamérica de 1°. de mayo de ese año menciona en una de sus notas que durante el sismo un incendio se desarrolló en "el edificio de las facultades". Siendo la Escuela de. Medicina y Farmacia una institución cuestionada en relación a su utilidad en el Occidente, teniendo en esta oportunidad tres meses de haber sido restablecida, con nombramiento reciente de su Junta Directiva (22 de enero), sin función docente y por ello sin alumnos, únicamente con la obligación de ser "Consejo de Salubridad" para el Occidente del país, sin menaje adecuado y en los primeros pasos de conformación para su funcionamiento, era lógico que ante la magnitud de la catástrofe causada por el terremoto ya no fuera objetivo y prioridad, pues a todas luces las condiciones no eran favorables para su mantenimiento y por ello desapareció. No hay mención oficial de ella después de esta catástrofe y su propulsor en esta última etapa, el Doctor Enecón Mora, abandonó Quetzaltenango y se trasladó a la capital a ejercer su profesión tal como es anunciado en el periódico La República el 30 de marzo de 1903.
La Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente durante su azarosa existencia incorporó a la actividad médica del país a varios facultativos extranjeros, fueron ellos los doctores: Jorge Engman, Alfredo Denk, Ramón Martínez Carriedo y Guillermo Zizzold, alemán, quien fue profesor de Bacteriología en la Escuela de Medicina y Farmacia del Centro. Graduó a varios Licenciados en Farmacia, entre ellos a Francisco Sáenz M., Ciriaco Monzón, Bonifacio Guillén, Miguel Ugarte y Jesús Guevara, cuya noticia del recibimiento fue dado el 2 de abril de 1889 y es la siguiente: Tesis. Ha circulado impresa la que el señor don Jesús Guevara presentó y sostuvo ante la Junta Directiva de la Escuela de Medicina y Farmacia de Occidente en su examen general público para optar al título de Farmacéutico. Según el juicio que de ella se han formado personas competentes en la materia es un trabajo digno de su inteligente autor.
Esta facultad no llegó a graduar a ningún médico, pues solamente contó con el tercer año de la carrera de medicina. A partir de esta época la docencia médica del país se efectuó únicamente en la capital hasta el surgimiento del Centro Universitario de Occidente (CUNOC), en Quetzaltenango, donde se inició el primer año de medicina en 1969.

Todos los Derechos Reservados 2013
Desarrollado y Diseñado Por MJuarezP
Centro Universitario de Occidente -CUNOC-